Cora Mística: Música subterránea para salir de la rutina

cora-mistica-portada

| 📝 y 📸 por Marcelino Covarrubias |

“Hoy volaremos hacia el sol, para poder brillar.
Hoy nos toca total redención y librarnos de todo mal”.
Tribu Celestial – Cora Mística

 

Hay quienes creen que la música se encuentra en decadencia, que ya no existen bandas que hagan rompan la armonía del silencio con energía , precisión, fuerza y sobre todo simplicidad. Los fanáticos amantes del rock de verdad, del rock de antes, como el que hacía Rush, Real de Catorce o Pink Floyd se sienten a menudo decepcionados al ver en la multiplicidad de pantallas que nos rodean a traperos que repiten frases sin sentido con pelos de colores obscenos.

Las personas que aprecian la buena música son una especie en extinción.

cm-2

Por otro lado está la gente sencilla, esa que aborda cualquier pieza artística sin prejuicio y se encuentra abierta al asombro cómo un niño. Esa gente nos demuestra que no es necesario ningún tipo de erudición para disfrutar, es suficiente la voluntad de conocer cosas nuevas. Esta disposición requiere un delicado balance, un peculiar modo de ver la vida que no respeta edad ni condición social, y que representa una de las pocas razones que tenemos para la esperanza en nuestros días.

cm-alt

cora-mistica-3

Pues bien, estas dos especies se congregaron bajo tierra en el centro de la Ciudad de México para presentar un acontecimiento poco habitual. Tras meses de luchar contra la burocracia, Renato Cruz, articulista de Latrenza e integrante de Cora Mística consiguió un permiso para tocar en en la estación del Metro Hidalgo y con ello generó fuegos artificiales.

Con sonidos cargados de energía y un regusto a la mejor herencia del rock, una guitarra un bajo y una batería fueron suficientes para atraer a un numeroso grupo de transeúntes que de inmediato comenzaron a mover sus cuellos y caderas al ritmo de las melodías de Cora Mística.

cora-mistica-4

cora-mistica-5

La intensidad fue creciendo en la participación del grupo hasta alcanzar niveles catárticos que terminaron conquistando a los espectadores, quienes con sus celulares registraban el singular acontecimiento. El frenético compás de la batería, acompañado de un sólido bajeo y una melódica guitarra nos transportó a tierras legendarias con temas cómo Tribu Celestial o  Estrella de la Mañana. Sin embargo también pudimos disfrutar de interpretaciones relacionadas con la vida diaria con temas como HNQIAT.
El cierre del concierto estuvo marcado por una notoria cercanía con la audiencia. Los espectadores se envolvieron tanto en las atmósferas de Cora Mística que se acercaron a compartir con ellos sus impresiones. Una señora cerca de los 50 años les comentó que recordó su juventud cuando se hacía rock “de a deveras”, y algunos niños cercanos a los 6 años insistieron en sacarse fotografías con los integrantes del grupo. No cabe duda que la música, cuando se le trata con respeto es capaz de romper barreras y transportarnos a lugares inesperados.

cora-mistica-7
Cora Mísitca seguirá presentándose en vivo en el Metro de la Ciudad de México. Puedes registrarte aquí en su lista de mailing para recibir noticias de sus sus próximas presentaciones.